Warning: Creating default object from empty value in /home3/serbusa/public_html/wp-content/themes/thestation/functions/admin-hooks.php on line 159
7

Un empleado motivado puede ser hasta un 38% más productivo y las empresas con mayor nivel de compromiso presentan un 9% más de incremento en su cuenta de resultados

Por Ángel Partida

El clima laboral no sólo se mide por las políticas de beneficios o la implementación de planes de promoción. La relación con los propios compañeros y jefes es un ingrediente más para construir un entorno de trabajo saludable. ¿Qué hacen las empresas para que sus empleados trabajen motivados en un ambiente de colaboración y compañerismo?

Continuamente oímos hablar del ‘trabajo en equipo’, se destaca al definirse profesionalmente, lo incluimos en el currículum… Pero, ¿realmente sabemos cómo trabajar en equipo? Un tejido industrial fuerte requiere de profesionales comprometidos con su trabajo y que puedan desarrollar su actividad en un clima de cooperación.

A lo largo de mi trayectoria profesional, he detectado algunos problemas comunes al trabajo en equipo en diferentes sectores:

  • El equipo de trabajo es un conjunto de egos, más preocupados por imponer sus opiniones que de tener en cuenta las opiniones de los otros miembros del equipo.
  • La gente se preocupa más del trabajo que hace su compañero que de centrarse en sus propias tareas.
  • Se cuestiona cualquier tipo de avance: se indican las dificultades pero no se aporta ninguna solución.
  • No hay un liderazgo definido dentro del equipo, que permita seguir adelante en momentos de crisis.
  • No existen objetivos claros y definidos.
  • No se realiza un seguimiento del avance de los trabajos para comprobar si se están logrando los objetivos planteados o si, por el contrario, puede haber una desviación y es necesario redefinir dichos objetivos.

Uno de los mejores ejemplos de trabajo en equipo lo encontramos en los mecánicos de la Formula 1 a la hora del cambio de neumáticos en una carrera. Cada uno sabe perfectamente cuál es su trabajo y el de sus compañeros; todos y cada uno confían en sus posibilidades y el de sus compañeros, por lo que cada miembro del equipo se preocupa única y exclusivamente de realizar su trabajo. El resultado, simplemente espectacular, un cambio de neumáticos en menos de seis segundos.

Este símil, nos sirve para explicar cuáles deberían ser los principales puntos en los que se debe basar el trabajo en equipo:

  • definir objetivos claros y sencillos (qué queremos hacer),
  • determinar la forma de ejecutar el trabajo, definir y estructurar tareas (cómo se va a hacer),
  • definir cada trabajo y asignarlo (qué y quién lo va a hacer),
  • comprender el objeto del trabajo (por qué se va a hacer).

Es aconsejable que las decisiones a tomar sean consensuadas por el equipo, para que todos se sientan integrados y su talento sea plenamente utilizado. También es necesario que exista la figura de un líder para tomar la decisión final en caso de no encontrar consenso o de guiar al resto del grupo en momentos de debilidad.

Los pilares de un buen equipo de trabajo deberían ser:

  • confianza
  • seguridad
  • conocimiento
  • comunicación
  • compromiso

Un equipo que trabaja unido y con confianza podrá enfrentarse y superar cualquier reto. Además, está comprobado que el compañerismo en el trabajo es el principal remedio contra el estrés.

Para ello también es preciso que los trabajadores estén motivados. Pero en la empresa, ¿se proporcionan las herramientas y el apoyo necesario para lograr esa motivación?

Hace poco me contaron una historia que me hizo reflexionar acerca de la forma que vemos o podemos ver nuestro trabajo.

En época medieval llegó un viajero a una ciudad. Al entrar vio mucha actividad en una gran explanada, con continuo movimiento y gente trabajando. El viajero sintió curiosidad, se acercó a un hombre que trabajaba una gran piedra y le preguntó:

– Buenos días, ¿podría decirme qué es lo que está haciendo?

– ¿No lo ve? -respondió el hombre malhumorado- ¡picando piedra!

– Gracias y perdone, respondió el viajero.

Pero, como seguía sin saber qué estaban haciendo allí, se acercó a otro hombre que también estaba trabajando una piedra y de nuevo preguntó:

– Buenos días, ¿le importaría decirme qué está haciendo?

– Pues ya ve -respondió el hombre sin mucho ánimo- ganándome un jornal.

– Gracias, que tenga un buen día -respondió el viajero-.

La curiosidad del viajero aumentaba y seguía sin saber qué era lo que estaban haciendo en esa explanada, por lo que se acercó a un tercer hombre que también estaba trabajando una piedra y le preguntó:

– Buenos días, ¿podría decirme qué está haciendo?

– Por supuesto -respondió el hombre con una sonrisa- ¡estoy construyendo una catedral!

Está claro que los tres hombres estaban realizando el mismo trabajo, trabajar la piedra, no obstante, la visión que tenía cada uno de su trabajo, no era la misma.

Ahí está la clave de la motivación, conseguir que el empleado entienda y de sentido a su trabajo, por eso la información es fundamental. Un empleado puede entender su trabajo, pero, si le ofrecemos toda la información posible, seguro que encontrará el sentido a su quehacer y lo realizará con mayor interés, su compromiso aumentará y los resultados serán óptimos.

Un empleado motivado rinde más y, si los empleados aumentan su rendimiento, la empresa aumenta su rentabilidad. Un empleado comprometido (motivado) puede ser hasta un 38% más productivo y las empresas con mayor nivel de compromiso presentan un 9% más de incremento en su cuenta de resultados.

Sobre el autor:

Ángel Partida es Ingeniero Técnico Industrial,  con más de 10 años de experiencia en mantenimiento, gestionando equipos de trabajo.

En su nueva faceta como emprendedor, funda Mantenimiento & Mentoring Industrial empresa dedicada a la implementación de sistemas de Mantenimiento, buscando cambiar el concepto del mantenimiento como ‘fuente de gastos’ por el de ‘inversión para evitar costes innecesarios’.  Desarrolla también un proyecto de Mentoring Empresarial, eficiencia en el trabajo y mejora del clima laboral.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Eres un experto en tu campo y quieres compartirlo con nosotros?

Averigua como. Te lo explicamos aquí

7 comentarios para “Confianza en los compañeros y motivación, claves para un clima apropiado en la empresa”

  1. José R. says:

    Muy bueno, felicidades!

  2. Rodrigo says:

    Y también liderazgo, la importancia de tener buenos jefes. Muy buena la historia!

  3. Juan Manuel Gutiérrez says:

    Muy bueno el artículo y sobre todo real. Aún existen empresas que consideran al capital humano solo como la mano de obra que requiere para sobrevivir. Cuando es su personal quien hace que el negocio sea un éxito o no.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Balance de un año: actividad y crecimiento | Mantenimiento & Mentoring Industrial - September 24, 2014

    […] hemos colaborado escribiendo artículos para otros blogs, como el de Serbusa, especializado en mantenimiento  industrial, y otros artículos para alguno de nuestros […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.