Warning: Creating default object from empty value in /home3/serbusa/public_html/wp-content/themes/thestation/functions/admin-hooks.php on line 159
0
El reciclaje en la industria siderúrgica
Todo se hace con acero. La producción siderúrgica es la columna vertebral de la industria: en España hay actualmente una siderurgia integral y 21 acerías de horno eléctrico de arco (un proceso de alta eficiencia, basado en el reciclaje masivo de chatarra).
El acero es una aleación de hierro y carbono y ambos elementos son muy abundantes en la naturaleza. Además se puede reciclar una y otra vez, indefinidamente, en un ciclo sin fin. Es un material resistente y a la vez fácil de trabajar en frío y en caliente. Y a todo ello se une una gran versatilidad, que le permite adaptarse a las más diversas aplicaciones: hay más de 5.000 distintas composiciones del acero, que garantizan su total adaptabilidad a los requisitos en cuanto a resistencia a la corrosión, desgaste, conductividad, aislamiento, deformación, etc.
Algunos datos de interés:

El sector siderúrgico español, uno de los mayores recicladores de Europa, superado solo por Italia y al nivel de Alemania.

El 75% del acero fabricado en España es acero reciclado.

El 90-100% de los residuos y subproductos del proceso se valorizan por diversas vías. Las escorias, por ejemplo, se reutilizan principalmente como árido, en la construcción de carreteras o la producción de cemento. Y la cascarilla de laminación se recicla casi al 100% como materia prima en la siderurgia integral o para otros usos.

El reciclaje del acero es altamente eficiente. El acero se puede reciclar indefinidamente, una y otra vez, sin pérdida alguna de su calidad, y de hecho actualmente se sigue reciclando acero fabricado hace 150 años. Además enel proceso de reciclaje apenas se produce merma y el rendimiento es de casi el 100%.
El sector siderúrgico español controla y certifica la calidad y seguridad del proceso de reciclaje del acero.
La chatarra debe cumplir con una serie de requerimientos de seguridad, como que no incluya elementos que puedan producir explosiones (depósitos cerrados), la ausencia de materiales peligrosos e inflamables y estar libre de contaminación radioactiva.
La vigilancia de la entrada de chatarra en las acerÌas para su reciclaje se realiza a través de un sofisticado sistema de detección radiológica, de materiales peligrosos, impropios, etc., con el que la industria sider ̇rgica espaÒola garantiza la seguridad del proceso.
Dos organizaciones de referencia en España:

UNESID es la Asociación Empresarial de la Siderurgia Española que aglutina 46 empresas, que emplean a 60.000 personas –además de las 20.000 que intervienen en la recolección de chatarra- y facturan en su conjunto 14.000 millones de euros.

SIDEREX, Asociación Española de Exportadores de Productos e Instalaciones Siderúrgicas, es una entidad sin ánimo de lucro creada en 1996, cuyos objetivos son la internacionalización y la promoción de las exportaciones del sector español del acero así como la defensa de los intereses de sus empresas asociadas.

Sigue leyendo

0
Gestión de residuos No Peligrosos en la empresa. ¿Cómo actuamos?

Las actividades industriales, las innovaciones tecnológicas y la incorporación de sustancias peligrosas en los procesos productivos, se traducen en buen número de impactos negativos sobre el medio ambiente. Las consecuencias de esta situación son ya famosas: cambio climático, contaminación del aire, agua y suelo…

En este contexto, es absolutamente necesaria la gestión ambiental de los residuos en los centros de trabajo: porque constituye una obligación legal, porque es la forma responsable de disminuir el impacto ambiental, porque es una  necesidad y porque sin ella no se alcanza un desarrollo realmente sostenible.

Reduce-Reutiliza-Recicle-Tres-Rs-de-SostenibilidadPodemos defirnir los Residuos Industriales como aquellos residuos generados por la actividad industrial, procedentes de la extracción, explotación, producción o fabricación, transformación, almacenamiento y distribución de productos, y de los que la empresa se desprende o tiene la obligación de desprenderse.

Si tenemos en cuenta los diferentes tipos de residuos industriales existentes, y atendemos a la naturaleza de las sustancias que los componen, es necesario clasificar los residuos industriales a efectos de su gestión en dos categorías claramente diferenciadas: PELIGROSOS y NO PELIGROSOS

En este artículo, vamos a centrarnos en los residuos No Peligrosos, y para ello damos algunas recomendaciones a tener cuenta.

  • Es recomendable separar adecuadamente los Residuos No Peligrosos y no mezclarlos entre si.
  • Almacenarlos separadamente para facilitar su reciclaje, no pudiendo exceder el tiempo de almacenamiento más de 2 años.
  • Se deben mantener en condiciones adecuadas de higiene y seguridad.
  • Aunque no es obligatorio etiquetar estos residuos, en ocasiones puede ser una práctica recomendable si la empresa pretende identificarlos.
  • Los residuos reciclables deben entregarse a Gestores de residuos no peligrosos, que deberán estar autorizados por el Departamento de Medio Ambiente de cada comunidad autónoma.
  • Para obtener un mayor control de los residuos, es recomendable realizar un Registro de los residuos no peligrosos que se van generando. Ello facilitará su clasificación y control.
  • Para garantizar su correcta gestión, el Gestor puede emitir diferentes documentos de aceptación (cartas, certificados,…) que demuestran el correcto tratamiento y entrega.
  • Queda prohibido el abandono, vertido o eliminación incontrolada de los residuos no peligrosos.
  • La empresa debe determinar la cantidad total y tipos de residuos no peligrosos generados.

Sin embargo, antes de pensar en el reciclado, hay una cuestión más importante que todas las empresas deberíamos tener en cuenta: la minimización, que en otras palabras, lo conocemos como la reducción.

¿Qué es Minimizar? Es incorporar una serie de medidas de reducción, reutilización y reciclaje en origen, de tal forma que se obtenga una menor producción de residuos y/o una menor peligrosidad de éstos.

La participación de todos los trabajadores también es importante, que haya un plan específico y que todo el mundo en la empresa esté realmente concienciado con la gestión de los residuos industriales.

Si deseas ampliar información, puedes consultar la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.

 

 

Sigue leyendo

3
rp_residuos-300×176.jpg

En la delicada cuestión de la gestión de residuos, si hay algo claro es que prácticamente todas las empresas generan residuos, todas, desde la más pequeña a la más grande. La correcta gestión de los residuos, en general, cuesta dinero en algunos casos más que en otros, ya que no es lo mismo gestionar un residuo peligroso que un contenedor de papel. La manera en que se plantee esa gestión puede suponer un ahorro para el bolsillo de las compañías.

Pero, ¿en qué consiste una correcta gestión ambiental a nivel empresarial? Son muchos y variados los puntos que se podrían señalar a este respecto, pero sólo vamos a enumerar algunos de ellos, como puede ser: contar con un responsable de medio ambiente en la empresa, facilitar información y formación medioambiental a todo el personal de la empresa, implantar sistemas de gestión ambiental, realizar compras medioambientalmente correctas, minimizar la producción de residuos, optimizar y gestionar los procesos, etc.

¿Cuáles son las mejores opciones para la gestión de residuos? Las prácticas más habituales y recomendables, según la normativa vigente de Gestión de Residuos Ley 22/2011, de Residuos y Suelos contaminados, son:

  • Reducción: analizar el proceso productivo, optimizando las materias primas y auxiliares empleadas, y ajustando el proceso, de modo que se minimicen también la materia desechada. “El mejor residuo es el que no se produce”.
  • Reutilización: se entiende por reutilización “el empleo de un producto usado para el mismo fin para el que fue diseñado originariamente”. Esta es la mejor opción en la gestión de un residuo una vez generado, el problema es que en muchos casos esta opción no es posible, aunque se debe tener presente y luchar por alcanzarla.
  • Regeneración: tratamiento al que es sometido un producto usado o desgastado a efectos de devolverle las cualidades originales que permitan su reutilización.
  • Reciclado: esta definición extraída de la Ley 22/2011, “la transformación de los residuos, dentro de un proceso de producción para su fin inicial o para otros fines, incluido el compostaje y la biometanización, pero no la incineración con recuperación de energía”. En la jerarquía de prioridades, la opción del reciclado, se encuentra en segundo lugar, tras la reutilización.
  • Valorización: “Todo procedimiento que permita el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos sin poner en peligro la salud humana y sin utilizar métodos que puedan causar perjuicios al medio ambiente”. En este caso se pueden diferenciar dos tipos de valorizaciones: valorización energética y valorización material, en el primer caso se recupera la energía contenida en el residuo, y en el segundo caso consiste en la utilización de residuos y subproductos como materia prima de otro proceso productivo.
  • Eliminación: “Todo procedimiento dirigido, bien al vertido de los residuos o bien a su destrucción, total o parcial, realizado sin poner en peligro la salud humana o sin causar perjuicios al medio ambiente”. Esta es la última opción que se debe barajar en la gestión de residuos, ya que implica el no aprovechamiento de los recursos potenciales contenidos en los residuos.

En este sentido es amplia y variada la normativa que hace referencia a la producción y gestión de residuos, tanto a nivel comunitario, como nacional, autonómico y local. Pinchando en este enlace encontrarás una lista europea de residuos,  con la que poder clasificar los residuos en función de su origen y naturaleza.

Nos gustaría saber tu opinión, ¿cuáles son las prácticas más habituales de gestión de residuos en tu empresa?, ¿qué medidas se pueden tomar para mejorarlas? 

Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.